Tombuctú

por Tomás

Él estuvo en Tombuctú:
la perla de África,
ciudad inalcanzable,
cofre de los tesoros,
residencia de todos
los dioses bárbaros.

Él estuvo en Tombuctú:
corazón del mundo,
guardián de mil secretos,
reina de las riquezas,
meta de los viajes,
sueño de cualquier sueño.

Háblame de Tombuctú:
de un jardín pequeño
prohibido al hombre blanco,
prendido en el recuerdo
de los que allí estuvieron,
de los que conocieron
Tombuctú.

Voy contigo a Tombuctú:
voy con tus palabras.
Me llevan las historias
que regala tu memoria
cuando atiende a mi deseo,
mientras cuidas con esmero
unas rosas de borneo.

Anuncios